miércoles, 21 de diciembre de 2011

Las promesas que no se cumplieron, tienen sabor a ceniza, los juramentos que no se guardaron aún son insípidos. Así es como la vida pierde el sentido del gusto.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Libro LUCIERNAGAS EN LA SANGRE ya a la venta en ARTEMIS EDINTER.
Las noches siguen en silencio,
los grillos duermen,
el polvo descansa,
la negrura sigue siendo negrura.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

En sus adentros sabe que el tabaco no le llena el corazón como lo hacían las mañanas a la carta.
Sus muelles viejos, ya no pueden con tantos amores ahogados, por eso le teme más a vivir que a morir.
Se perdió en su propio camino, con su propio mapa, aún teniendo una luz frente a sus pasos.
Se perdió como con todos, despareció con sus mil hechizos de mujer y sus palabras enmascaradas,
y así,  su ciclo se repite, un abismo aquí y otro allá, cada vez con un corazón más grande, pero más vacío.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Anónimos hablando de valor y agallas, que ejemplo de vida.
Para las ciegas es muy difícil encontrar a su principe azul, por eso manosean a cuanto hombre se les ponga enfrente. Así pasan la vida, tratando de reconocer el color azul.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Las sombras son momentos que nos leen de adentro hacia afuera. Cada día, cambian de página.

jueves, 8 de diciembre de 2011

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Incondicional, eso es lo que era el sol antes que la luna tuviera que seguirlo de noche.
Si no puedes cuidar tu vida y tus intenciones, mucho menos podrás cuidar un hogar y una familia.
De dónde se le habrá metido a la gente que soy adivino.
Recuerdo esa vez que cociné un lomo de cerdo en Navidad. Me esmeré tanto en aderezarlo, que no me di cuenta que le hice agujeros con el cuchillo al recipiente metálico del lomo. Después de unas horas volví y lo descubrí seco, con el aderezo regado sobre la mesa y el piso. Había perdido todo el líquido, pero aún así decidí seguir adelante, cocinarlo. Al sacarlo del horno, el aroma inhundó toda la casa, llegaba hasta las calles de adoquín. Todos lo disfrutaron, se acabó completamente y todos elogiaron su sabor. Ese recuerdo me hace pensar que -El sabor no es lo que perdemos, el sabor es lo que somos, y pase lo que pase, siempre vamos a tener la receta dentro de nosotros mismos para volver a ser-.

martes, 6 de diciembre de 2011


Atardecer
de Diciembre,
Guatemala.

Hace una distancia no muy lejana,
esta época estaba de color manzana
con su típico sabor a tabaco dulce.

La casa estaba adornada con sístoles
pegados con tape en las paredes.

Según el temperamento del día,
la resina goteaba por pocos
y trataba de lamernos las piernas al caer.

Bajo el árbol que nunca existió,
cajas y cajas de regalo, llenas de utopías
y señales en el cielo.

La noche fría, como debía ser,
el cielo, desnudo, ideal para
contar deseos fugaces con los
dedos de las manos.

viernes, 2 de diciembre de 2011

El tiempo se había detenido,
el viento hizo una pausa.

Dijo dos palabras con sus ojos.

Me dejó ver por escasos segundos,
el rostro de la eternidad.
Me preguntaron que pensaba de los jeans levanta pompas, les dije, me gustan más las pompas levanta jeans.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Ese murmullo suave
del arroyo de palabras,
que precede a la lengua
antes de tatuar el cuello
con su tinta húmeda.

martes, 29 de noviembre de 2011

lunes, 28 de noviembre de 2011

Tengo el pecho tatuado con el tuyo,
tus muslos cobijan mi cintura
y el tiempo esconde sus horas
bajo nuestra almohada.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Esas cápsulas estaban llenas de destino. Al abrirlas el viento empezó a soplar en otra dirección. De no haberlas descubierto, jamás hubiese llegado hasta aquí.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Y entonces, la aurora se encarnó en su cuerpo y sus pechos se volvieron rosados.
Desde aquella vez, le brillan los ojos cuando me dirije la mirada.

martes, 22 de noviembre de 2011

Muerte única que te otorga el sentido de la vida.

Vida que ha de sobrevivirse desde los infiernos celestiales.

Celestiales anexos traen en sus aromas los recuerdos.

Recuerdos que huellan pasos de suerte.

Suerte que te devuelve a la muerte.

® -ERIS Y SU MANZANA blogspot.
Nace la noche cuando tus pechos se estrellan en mi.
Del amor al odio hay una mentira. Del odio al amor hay una verdad.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Tus pasos silentes sobre la hojarasca, tu peso no las quiebra, tus pies desnudos, hijos de la noche que saben volver a casa. La dulce humedad espera en medio de tí, relamiéndose en silencio. El tiempo cambia de piel y de nombre, pero no ha sabido cambiar nuestro sabor, ni los motivos que nos comieron los sueños.

martes, 15 de noviembre de 2011

El día esconde su hocico entre las piernas y se duerme al oscurecer. De pronto despierta, palpita su corazón estrepitosamente, la busca, toma su humedad, la llena y ocurre el eclipse.

lunes, 14 de noviembre de 2011

viernes, 11 de noviembre de 2011

jueves, 10 de noviembre de 2011

A veces el cielo amanece gris, a mi me gusta esperarlo así, gris. Después se vuelve negro, se desnuda para la luna.
A veces las sombras se parecen a nosotros tratando de revivir.

martes, 8 de noviembre de 2011

El dia encuentra tirada la ropa interior de la noche.
La huele, suspira.
Anochece y aún la sostiene mojada de esperanza.

lunes, 17 de octubre de 2011

martes, 11 de octubre de 2011

El dolor que une también separa, de eso se trata el olvido.

viernes, 7 de octubre de 2011

Antes que tu figura, llegó primero tu olor.
Aquel olor de las noches frías
cuando nos desnudabamos el alma
y hacíamos el amor sin tocarnos.

jueves, 6 de octubre de 2011

Escapé con tu sonrisa de humo azúl
y borré mis huellas para que el olvido
no nos encuentre jamás.
A veces soy tu demonio de la guarda.
Dejamos de ser anónimos cuando nos olvidamos de nosotros mismos.

martes, 4 de octubre de 2011

lunes, 3 de octubre de 2011

lunes, 26 de septiembre de 2011

A veces llueve tan duro
que nos caemos del nido.
Por eso aprendemos a usar
las alas a la fuerza.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Empezó a llover tan duro que se nos borró la memoria.
Las inundaciones trajeron zancudos y felicidad.
Con tanta lluvia se hacen grandes pozas,
al entrar en ellas una parte de nosotros ya no sale nunca.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Un día me volví pájaro,
supe que para encontrarte
tenía que volar.

martes, 13 de septiembre de 2011

"Vine de madrugada mientras la luna tenía las orejas calientes y el sol aún soñaba con ser pájaro amarillo. Volví aquí, con ojos de pájaro insano, con las alas caídas y las plumas en llamas, buscándote aunque no hayas existido nunca."

lunes, 5 de septiembre de 2011

De la boca del tiempo salimos volando solos,

con alas de pájaro triste,

con óxido en la sangre,

saltando hacia atrás en el recuerdo,

sabiendo que el fin nos aguarda paciente.

viernes, 29 de julio de 2011

LUCIERNAGAS EN LA SANGRE


Prosa poética,
primer libro en proceso de edición.
Publicación octubre 2011,
64 páginas,
350 ejemplares.


martes, 12 de julio de 2011

La poesía es fuego, quema dentro de uno y dentro del otro. Si no, será cualquier cosa, no poesía. -Humberto Ak'Abal

Cuando estés bajo la sábana del tiempo y empiece a llover, cuenta cada uno de los truenos de mi pecho hasta perder su total.

lunes, 11 de julio de 2011

Un demonio que se exorcisó a sí mismo,
una historia que se repite con mil finales anónimos,
el aliento amargo que no se sabe esconder
y la cobardía que pierde el tiempo hablando del valor.
Voy a esperar que el viento me alcance cada una de las hojas con las que haré tu vestido. Lo tejeré con mis cabellos, para que cuando caiga la noche se resbale suavemente y te cubras conmigo.
Ahora trás el telón todo está más claro, ya no hay ninguna historia difícil de asimilar, ya no hay explicaciones falsas que aceptar, el libreto es tal y como lo imaginamos, sólo un tanto más inédito y descarado.
Se conoce más a las personas cuando ya no están, a cuando estuvieron.

jueves, 7 de julio de 2011

Allí estaba la sombra, la sombra que un día fue luz y dormía entre mis cabellos. La sombra que escupió la cara de la verdad, la sombra que nunca se arrepintió de nada, la sombra de las mil oportunidades, de las mil versiones, de los mil sueños, de los mil amores.

martes, 5 de julio de 2011

El eco tiene la culpa de todo. Nos hace creer que hay alguien más del otro lado y nos hace seguir esperando.
Por fin el sueño estaba construído en la arena. Fue ideal hasta que subió la marea, el mar lleno de envidia se lo llevó.

jueves, 30 de junio de 2011

Maldito drama, es seguro que siempre hubo otro espectador escondido electrónicamente. Hoy el teatro se quedó vacío, aún así, la obra permanece en escena, las funciones siguen por las noches, pero sin telón, sin aplausos, sin lágrimas y sin tener que soportar la sobre actuación de la negación crónica.

miércoles, 29 de junio de 2011

El alma aún desnuda, las sensaciones todavía presentes, el cuerpo mojado y tibio en la bañera solitaria del surrealismo. El agua hasta el cuello, con las mismas intenciones de subir y ahogar dulcemente bajo su silencio hipnótico. La ausencia, crónica como siempre, el despecho agudo, y un deseo tan endiablado, que jamás se habría podido olvidar, ni siquiera reencarnando.

martes, 28 de junio de 2011

Siempre hemos sido una enredadera verde y frondosa, un matapalo que se extiende entre alma y espíritu dentro de nuestros cuerpos. Las raíces se nos salen por los poros y se arraigan a la razón y a los escombros de nuestros caminos. Un día tratamos de morir, pero nos traiciona la lógica desgraciada, y terminamos más vivos que antes, reconstruyendo ruinas hacia atrás, capítulo a capítulo, lengua con lengua, buscando una llave que no ha existido nunca.
Seguimos viendo para arriba, seguimos buscando la lluvia, así como las aves buscan la tierra cuando se cansan de volar. Seguimos tratando a medias.
Allí estaba otra vez, la soledad con cara de perra.
Era tan buena compañera hasta que la cruzaron.
Ahora merodea por allí con sus tres cachorros.

viernes, 24 de junio de 2011

Vi venir el nubarrón gris, siempre delicioso y cautivante. Me escondí bajo las matas de textos, embriagándome con el olor a tierra mojada. El spam corría por las hojas electrónicas que me cubrían. Los micos en las copas de los árboles, protegiendo sus teclados del agua. Una voz nahual me recordaba que no había que prestar mucha atención a ello, los micos serán irremediablemente micos por siempre.

jueves, 23 de junio de 2011

Siempre habrá una palabra que encaja perfectamente:
-Dejamos de mentir cuando: "_______________"
Ouida amaba a Lord Lytton con un amor que convirtió la vida de él en un infierno. -Oscar Wilde
Gotas tibias que rebalsan tu ombligo,

la respiración a velocidad de un poema con final divino.

El éxtasis se deja seducir por el silencio de la noche y se duerme.

La noche sigue madura como fruta que cae del árbol,

la luna sigue tratándo de memorizarlo todo.

La habitación se queda sin palabras.
La moraleja de las historias inconclusas, radica en entender las imperfecciones y debilidades de sus protagonistas, para así poder desengañarse sobre cualquier sincronía inexistente de pensamientos, reacciones y estados de ánimo, y que entonces podamos apreciar la verdad miserable que salta de página en página tratando de postergar su irreversible final.
¿Será el anonimato obsesivo un sinónimo crudo de locura?

martes, 21 de junio de 2011

Tijax / Pirámide vista desde el cielo / Obsidiana
Tus momentos aún presentes,
glorias que sirven de batería.
Tus dolores siempre a la mano,
historias, fábulas casi verdaderas.
Poemas con un toque de sal,
sin destino, solo recitados
por recitar.
Tal parece que los recuerdos por fin se han ido con su ironía. Ahora parecen haber quedado olvidados en ilegibles páginas sin número, en un libro inédito, sin título, sin autor y sin lectores.

lunes, 20 de junio de 2011

El zumo de tantas ilusiones me ha cegado temporalmente, las recité en voz alta. Ahora puedo escuchar cada una de esas palabras que nadie pronuncia.

viernes, 17 de junio de 2011

Aquí vienen de nuevo tus siete sombras, tus catorce entierros, el río que crece cuando te acuestas, las piedras que tocan tus pies, los rayos de sol que le hacen el amor a tu cuerpo. Aquí vienen tus fases de luna, tus pasos distintos sobre la misma vereda, tu fuego sin fin, tus sabanas frías, tus fotos sin historia, tus lagunas mentales y las sensaciones de éxtasis indetenible que están en un lugar más cerca de aquí que de allá.

martes, 14 de junio de 2011

Trampas de letras, de ideas,
perfiles falsos, promesas en deuda,
sueños recurrentes, páginas en blanco,
una canción interminable,
un libro sin título, triste, paradójico.
Teletransportación y algunas otras necesidades básicas...

lunes, 13 de junio de 2011

A veces quisiera contar cada una de las gotas de lluvia con todo y su granizo. Luego multiplicaría su cantidad por el tamaño de mis deseos y te diría el resultado al oído.
"Olvidar la fe es como olvidar el cincho, tarde o temprano se nos terminan cayendo los pantalones"
El balam en el espejo no se movía, no me quitaba la vista, seguía cada uno de mis movimientos.

El rugido siempre paralizante, era inevitable sentir un poco de miedo, aunque no sé si era miedo en sí, o solo una profunda precaución instintiva, aún así, yo le devolvía la misma mirada fría y serena.

Más que contemplarnos con cautela, parecíamos estar poniéndonos de acuerdo en medio de largos minutos casi insostenibles.

Supe que el enfrentamiento entre esas dos naturalezas había sido escrito en piedra, y una de las dos ganaría tarde o temprano.

viernes, 10 de junio de 2011

En las noches sigo inventando recuerdos que jamás sucedieron.
Está más que claro que no es locura en sí, si no más bien es una especie de insatisfacción cronológica de hechos,
de nombres, de verdades y de sueños.

Incluso sigo escuchando voces que nunca existieron, que nunca dijeron lo que debieron haber dicho, que hablan de puertas que se quedaron abiertas, de ventanas que dan a ninguna parte,
de luciérnagas sin alas y sin luz, de eclipses individuales que se toman su tiempo para dejar de ser.

Una y otra vez me acuesto con mis distorsionadas historias contadas al revés, y mutuamente nos lamemos las caras hasta quedarnos dormidos. A veces me da la impresión que todas esas páginas sin escribir, están condenadas de por vida a mi compañía.

jueves, 9 de junio de 2011

Tu estómago quedó bañado en leche, mi lengua se quedó con el sabor de tus cerezas, y la noche se perdió en una antigua página sin número.
Se que estás por allí, por algún rincón perdido donde no hay luz. Se también que dentro de poco me convertiré a través de tus labios en una historia distorsionada, en una verdad a medias, en una realidad que ocultar.

miércoles, 8 de junio de 2011

Más silenciosos eran sus pasos conforme avanzaba. Su pecho era una samba irrefrenable cuando se acostó a su lado. No se atrevió a despertarlo, se conformó con devorar minuto a minuto la noche a su lado, como si fuera un eterno amanecer lleno de luna y silencio. Se quedó sintiendo su respiración, imaginando sus ojos abiertos y pasando sus dedos suavemente por un camino inevitable.
El sueño atormenta con pesadez, los sueños con ilusiones.

martes, 7 de junio de 2011

Un espejo para el cielo, el agua hasta el pecho, sus piernas y brazos rodeándolo, sus labios pegados a su cuello, la respiración tibia y lenta, los ojos cerrados, el color turquesa, la ausencia de un mundo exterior y los peces tocando sus pieles.

lunes, 6 de junio de 2011

Entre dos piedras que chocan entre sí,
entre el rayo y el suelo, entre la duda y la certeza,
entre la llama y la brasa.

viernes, 3 de junio de 2011

Forse non sara un'idea a cambiare le regole di vita, ma voglio viverla con il cuore pieno.

miércoles, 1 de junio de 2011

El cielo está rojo,
la vista está cansada, viciada de tanto ver lo mismo.
El cuerpo cansado de gastarse.

El corazón está rojo,
los sentimientos están cansados, viciados de tanto sentir lo mismo.
La fe cansada de tanto creer.

La piel está roja,
la cama está cansada, viciada de tanto guardarse en vano.
Los sueños cansados de tanto repetir.

El alma está roja,
las voces están cansadas, viciadas de tanto callar.
Los besos cansados de no durar.

martes, 31 de mayo de 2011

Salí a bañarme al aguacero, allí encontré tu silueta desnuda, llenándose la boca con granizo y mi nombre.
El cielo gris oscuro, tronando en canciones desconocidas,
empieza el aguacero torrencial, no se escucha nada más.
Mil bocas sedientas abiertas al cielo, entre ellas una cerrada,
hambrienta.

lunes, 30 de mayo de 2011

Entiendo esos momentos, y en ellos interpreto el aire que respiras, así casi logro descifrar el aire que devuelves. Se que la mayoría de tus sombras a veces huyen y a veces vuelven, bajo la planta de tus pies, bajo la tinta, bajo tus letras electrónicas. Esas tardes de domingo, sirven más para matarnos que para distraernos, sirven más para hundirnos que para sacarnos a flote, pero es en el fondo donde se encuentran los tesoros, y es también, en esa muerte paulatina, donde se encuentra el misterio de la serenidad eterna.

viernes, 27 de mayo de 2011

Hay un veneno del que no se puede sanar nunca, es como una prisión de la que no hay salida, es una maldición bendita que amarra los sentimientos con un absorbente masoquismo crónico, y le da a la razón, la certeza firme de que no habría electricidad en otro cuerpo.
Las manos ásperas, aún con ese aroma dulce, la lluvia empapando de abajo hacia arriba, un encendedor que ya no enciende, un poema que no se deja construír, mucho menos pronunciar, un boceto de amor que desea un motivo para nacer y un freno que ya no puede frenar nada.

jueves, 26 de mayo de 2011

Lloras porque ya no tienes lágrimas, lloras porque tus motivos echaron ancla.

Suspiras porque tus palabras se estrellaron en la misma muralla, porque tus sollozos permanecen en la almohada mientras las sombras siguen ahogándose en tu habitación.

Sueñas con hechos descompuestos a tu favor, con labios húmedos que desean tu cuello en silencio, y con una historia diferente que se mete por tus poros para llegarte al alma.

Recuerdas las horas que debieron congelarse en el tiempo, los hechos que un día te llenaron de vida, recuerdas aquella mirada fija y las pausas benditas en la conversación, mientras la tormenta se desnudaba sin verguenza frente a nosotros.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Quédate pero no vuelvas más,
muere de una vez, y vivirás sin fin,
escóndete, y así podrás mostrarte,
olvidalo todo, para poder recordarlo siempre.
Las "estrellas fugaces" con las que solemos pedir deseos, resultan ser a veces solo las colillas encendidas de cigarro del piso de arriba...

lunes, 23 de mayo de 2011

Vuelve aquí, baja del cielo luna triste, dejaré que tu luz ilumine solo mi cuerpo. Nos quedaremos durmiendo mientras el mundo se cae afuera de nuestra cama. Seca tus lágrimas con mi piel, súbete a mi pecho, esconde tu nariz en mi cuello, calienta tus dedos en mi ombligo, usaremos tu cabello como sábana para cubrirnos. Voy a dormirte con un tamborcito suave que susurra siempre pum pum, pum pum, y prometo que no te levantarás nunca de mí.
Entre los escombros de nosotros mismos, entre tantas historias marchitas, florece impune una idea vaga que empieza a hechar raíz en la indiferencia. Se alimenta de nuestra sangre burlada y empieza a vivir saboreando nuestros múltiples dolores irrelevantes. Esa idea aprende a disfrutar los sollozos del viento, al ver nuestras intenciones inertes de levantarnos. Esa idea nos levanta a la fuerza, esa idea que surge de pronto del pozo profundo y nos arrastra a respirar.
Dejas los libros sobre la mesa y algunos platos sucios en la cocina. La madera cruje con tus pasos, te descalzas y te acuestas sin quitarte la ropa, te acomodas a la par de su lugar vacío, un lugar que aún conserva su olor. Cierras los ojos, talvez de cansancio, talvez de costumbre, pero te desvaneces lentamente en una espiral que se va oscureciendo, como granizo tibio de sueños, hasta que logras ver lo que nunca fué, lo que desearías que fuera y lo que talvez nunca pase, y así, en ese estado catatónico despertamos ambos, aquí y allá, tratando de escapar momentáneamente de nosotros mismos por ser tan reales y crudos, como un sí o un no.

martes, 17 de mayo de 2011

No sentí cuando te fuiste, tampoco sentí cuando llegaste, lo único que intenté fue abrazarte hasta que se hiciera de día. Luna plateada, sigue visitándome, sigue acostándote conmigo.

lunes, 16 de mayo de 2011

Plik,
plik,
plik,
plik,
sonaba la gotera.

De pronto salió el sol
y evaporó el agua.

Entonces por el mismo agujero,
empezó a entrar un rayo maravilloso de sol tibio
que iluminó todo el interior de aquella historia.
Allí, donde ya estuvimos y ahora no más, están las sensaciones botadas por todas partes, unas a la vista, otras ocultas. Sigo siendo el imán de los metales corroídos, el auto sigue repleto de humo azúl, el frío que se cuela por la ventana, los ojos abiertos, los sentidos cabales, restaurados por la fuerza del bendito desengaño. Hoy las historias siguen sonando irónicas, cada vez más oscuras, versiones cada vez más débiles y confusas para aceptar, pero al mismo tiempo, nos dejan el alivio proyectado en una sonrisa etílica.

viernes, 13 de mayo de 2011

Otra definición aceptable para el término Masoquista, es toda aquella persona que sabe cuál es la solución de su dolor y la ignora por miedo o por orgullo, causándose a sí mismo un daño irreparable.
El manual de las historias ocultas, un libro aparentemente sin final, del cuál nunca debió haber salido para tratar de negarlo, después de todo, el libro en sí, era su propia vida.

jueves, 12 de mayo de 2011

Así se siente cada capítulo, como si nuestras venas fueran cañones que escupen a la nada, a la ausencia, a los retazos de los recuerdos, recordados a nuestra propia manera y gana. Venas que escupen sangre, nostalgia y vulgaridades al rostro del viento que no volverá.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Lenguas que nos sangran la piel al lamernos, manos que nos embrujan con dolor y caricias, labios que saben curarnos para mantenernos vivos.

lunes, 9 de mayo de 2011

Voces desnudas que hacen el amor leyendo textos, que se aman contestándose a sí mismas, que se visten solo en el silencio y que saben callar cuando es hora de morir.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Expectadores de lo que no sucede, guardianes de un futuro sin intenciones de ocurrir, celosos del pasado, amantes de la soledad, poemas sin inspiración, insultos al viento y sin destino, verdades que se hunden por su propio peso, eso parecemos por momentos, mientras los días descarados se aprovechan manoseándonos la razón y las noches nostálgicas nos desnudan a la fuerza.
En cada reencarnación tuya encuentro algo parecido a esa mirada ficticia, siempre hay algo que permanece presente, en cada voz y en cada rostro. Jamás te vi desnuda, pero en cada cuerpo hay algo del tuyo, algo de tu sabor y olor, sobre todo cuando me falta el aire enmedio de los latidos ardientes y tu nombre se me sale a la fuerza por la garganta aunque me muerda la lengua. Esperanza, siempre serás mi fantasma inolvidable, mi fantasma irrepetible, mi recuerdo inevitable.
El calabozo podría estar en ambos lados, del lado de la libertad, o del encierro en sí.

lunes, 2 de mayo de 2011

Alas dichosas, alas divinas con fuerza propia, que son capaces de alejarnos a la fuerza de donde estamos muriendo, ciegos en nuestra fe, ciegos en nuestro error.

viernes, 29 de abril de 2011

Son sólo las horas que pasan porque sí, son los momentos desnudos que no quieren revivir, son las razones verdaderas las que nos dan alas, las que se llevan el valor y acaban con todo. Allá donde todo es normal, vi lo que les sucede a las historias originales cuando sufren cambios en nombre de la perfección. Vi como se cambia el orden de las palabras, de los nombres, de los hechos, de las intenciones, de las cosquillas y de las gotas de sudor. Son como voces que llegan justo donde se estancan las relaciones fallidas, allá donde van los imanes sin par, las manzanas podridas y los deseos sin cumplir. Hechos y recuerdos de miel que tarde o temprano nos desgastarán paulatinamente la vida con la idea firme de haber estado en lo correcto.

martes, 26 de abril de 2011

LAZOS VIEJOS,
CON NUDOS VIEJOS,
EN UN MUELLE VIEJO,
RECIBIENDO OLAS
CADA VEZ MAS NUEVAS.

lunes, 25 de abril de 2011

Rastros, señales que débilmente permanecen, letras buscando sus renglones, deseos atrapados en cartas sin nombre, en lugares salpicados de alcohol, en recuerdos que nos visitan de noche. Consecuencias, dolores que nunca se van, que se quedan como tatuajes en una piel ya sin espacios, que nos dejan como preguntas sin respuesta, como fenómenos del amor, como niños sin hogar llorando en la obra de la vida. Así actuamos, de espaldas al telón de la indiferencia maldita, que nos queda como máscara mal puesta, esperando que los dedos de los años nos la arranquen para morir de una vez por todas, mejor tarde y no ahora. Luces que aún se ven después de cerrar los ojos, queman como ver el sol fijamente, luces que nos dicen hola y adiós sin misericordia, luces que nos avisan justo en el instante cuando dejamos de pertenecer a un cuerpo ajeno, y éste a su vez ha dejado por completo la temperatura del nuestro. Así se rompe la conección, justo cuando llegan las últimas chispas avisando que todo ha sucedio conforme a nuestros miedos, cuando se acuestan en la distancia, cuando se desengañan los recuerdos, cuando lo sabemos todo, cuando lo invisible nos llega con certeza a los sentidos y de pronto no sabemos explicar el sufrimiento irreversible que nos toca encarar.
Las cosas se hicieron agua, por eso apareció un río, un río que parecía fluir hacia quién sabe dónde. Sea como sea, nos quitó las sed.

viernes, 15 de abril de 2011

En una ciudad tan oxidada, los días se van desgastando sin sentido, con la lluvia de sal de los atardeceres, con los pasos infames de los tiranos que no merecen estar en posición de dirigir, sino de obedecer.
La maldad termina reuniéndolos a todos, uno a uno van sumándose hasta formar la bestia. Los buenos hacen lo mismo. Yo en la frontera de ambas fuerzas, sosteniéndo mis dos escudos.

jueves, 14 de abril de 2011

Otra vuelta donde las tumbas se erizan, donde los ojos ven atardeceres pintados en papel, otra estela de crayón de labios en el cielo, donde los luceros más tarde aparecen con historias efímeras.
Solo una vuelta más.
Hoy los miedos mejoraron,
es decir, aunque presentes,
perdieron toda fuerza.

Las ganas mejoraron,
siempre han mejorado
en cada ocación, en cada luna.

La piel, el color, el cuerpo entero,
el olor, la mirada, las respuestas,
todo mejoró.

Los motivos mejoraron,
y ahora motivos hay de sobra,
con este nuevo mapa
en este mismo idioma.

La fuerza también mejoró,
la esperanza mejoró,
los sentidos se han encendido
de nuevo, casi todo mejoró.

Unicamente los fantasmas empeoraron,
es decir, ya no pueden aparecerse,
ya no pueden asustar ni atravezar paredes.

miércoles, 13 de abril de 2011

Formas, números, letras, mensajes codificados, significados ocultos, patentes, reales, discretos, una misión sobrenatural, un destino que no se elige, una verdad inevitable.

martes, 12 de abril de 2011

Cada día, todos los días... 11:11, 12:12. ¿Cuál es el mensaje específico?

lunes, 11 de abril de 2011

Pocas cosas se quedan,
me voy sin ellas.
Palabras de pólvora,
cuentos de ficción,
libretos sobreactuados,
ganas de irse,
decibeles blindados.

domingo, 10 de abril de 2011

Mucha tinta en el cuerpo,
muchos males en el olvido,
muchas ganas encarnadas,
algunas razones para soñar,
pocas intenciones de detenerse,
ningún motivo para voltear.

viernes, 8 de abril de 2011

El sol sigue calentando igual, la cascada termal sigue en movimiento, el olor, los sonidos, el vapor, la selva, las piedras del río, el agua clara a cientos de kilometros de aquí esperando por su Señor. Mientras tanto yo, administrando ideas de la fábrica en huelga de mi mente, en el mismo lugar, con las mismas ansias y afanes de siempre, con el mismo pulso acelerado de siempre.

jueves, 7 de abril de 2011

Detente, el camino es por aquí, soy tu Angel...

-¿Mi Angel? entonces existes, nunca había escuchado tu voz...

Es porque nunca habías necesitado escucharla...

-Claro que sí, antes ya había tenido momentos espantosos de miedo y dolor...

Lo sé, pero siempre fuiste más fuerte que tus abismos...

-¿Quieres decir que esta vez no seré tan fuerte?

Quiero decir que esta vez, cuando atravecemos el infierno de nuevo, lo harás escuchando mi voz.
Pensé que no había otra salida, así que me acerqué al muro de piedra y lo toqué con el dedo, como era de imaginarlo, se estremeció y se partió en muchos pedazos cayendo a mis pies. Ahora tenía dos formas de salir, pero no había prisa para hacerlo, siempre había podido elegir mi camino en el momento que yo quisiera.

miércoles, 6 de abril de 2011

Nunca dejé la carta, de todas formas jamás hubiese pasado por debajo de la puerta. La conservé por un tiempo y justo cuando el tiempo se había vuelto incontable, la dejé ir, quemé el papel
y guardé muy bien las palabras. De un tiempo para acá las palabras han escapado una a una, se han ido buscando su lugar, un papel que ya no existe.
Indiferencia en las calles,
frío en los hogares,
palabras que nunca se dicen,
ideas que se quedan en el tintero,
horarios desencajados,
hijos olvidados, madres que se quedan sin una llamada,
nenes que se van a dormir sin un beso,
¿en donde quedó la chispa divina
que hace que las personas dejen
de hablar de amor y empiecen a darlo?
Estaba sentado en la orilla de la fuente, no había nadie más. Las gotas salpicaban una a una sobre su espalda y brazos. El sonido del agua era cautivador, hipnotizante se podría decir. El gentío estaba sólo en su mente, aparecían en el mismo lugar donde habían acostumbrado estar. El fotógrafo con sus caballos de madera en la esquina, el puesto de fruta en la calle, las bancas llenas de turistas, los cascos de los caballos, el humo de cigarro, el sol en su esplendor de la tarde acentuándo el brillo en los ojos de las personas, las sonrisas lanzadas en ofrenda al enigmático dios de las preguntas sin respuesta, y lo que no podía faltar por supuesto, la maldita e inexorable sensación de sentirse acompañado estando tan perdido en medio de la nada.

martes, 5 de abril de 2011

La avenida desierta, con rastros de risas, sigue siendo la misma. El calor, los pasos lejanos, las bocinas, las miradas distantes. El aire que se lleva las historias del día, los sueños que nos guiñan el ojo. Los descorazonados, solos como siempre en las bancas del parque, el sol que se oculta y la noche se aprovecha para consolarlos.
Esa neblina tibia que quedaba después,
las sábanas como mapa en relieve,
las cortinas que se movían suave con el aire,
los grillos, los luceros, el humo de cigarro.

lunes, 4 de abril de 2011

Estás cerca, estás lejos,
al menos las teclas lo están,
las canciones siempre presentes,
las sonrisas, las horas que se van,
los dedos cansados,
la vista en el mismo punto,
un final construído a medias.
Las caras de siempre, olvidadas en el recuerdo presente de cada minuto. Olvidos temporales, que nacen y mueren a cada segundo en la memoria indiferente que nos arrastra. Un fin recurrente, una historia sin fin, un alfabeto que empieza en la z. Palabras con sentido pero sin valor, con identidad pero sin nombre, voces que las repiten sin falta, caras dobles como monedas, perdidas en la fuente de los deseos, en cofres del tesoro, en los olvidos de cada momento.

viernes, 1 de abril de 2011

Días que parecen años tras los barrotes de la ausencia,
horas que piden a cambio la vida, para dejarnos en paz,
segundos que queman como rayos invisibles de luz ultravioleta,
memorias que corroen lentamente por dentro y por fuera,
letras, fotos, lugares, todos confabulados para hacernos pedazos.

jueves, 31 de marzo de 2011

Besos de luz de luna, que me da en silencio en las noches tibias, esas noches cuando refleja la luz del sol para encontrar mi lugar, cuando se materializa y me encuentra dormido, cuando me despierta con su respiración en mi cuello, con su cuerpo junto al mío. Besos de luna que me hacen falta en un día ardiente que no parece terminar.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Hay palabras que saben a manzana, de esas manzanas que cuando caen del árbol son pizoteadas por botas de acero. Las mismas botas de acero que me han pizoteado los dedos, los cabellos y las ganas, pero esta vez, ojos sin color, las cosquillas me han hecho olvidar el dolor para caminar como el polen, convirtiéndome en música de sordos que se pierde como el eco de dulces gemidos sin testigo.

He oído del agua de los cielos, esa que cae como brisa en el campo de nadie, esa brisa que a veces cae tarde sobre los párpados de nuestros deseos, esa brisa de los cielos que sabe a estúpida y gloriosa libertad de ficción, que nos compone el alma de todos los males, que nos cura el sentido más dolido, y que nos llena de ambos, cuando ambos no somos nadie.

Esa brisa que cae cuando gemimos a letras, cuando gritamos con textos, cuando somos lo que somos sin ropa, sin cargas, sin la conección de los grilletes sociales que nos marcan la piel, cuando nos atrevemos a no ser, cuando renunciamos a no abrazar las sombras eléctricas de un mundo nuevo, de una vida nueva.

Es posible que después de la imaginacion quede un cuerpo que arde pero que no se consume, es posible también que de las letras se formen orgasmos con ojos distantes y con instintos presentes.

Entonces se pueden enumerar los deseos de un ayer representado electrónicamente, con motivos desinteresados como olas que revientan en nuestros pies cansados, en nuestras plantas heridas.

Sólo somos imanes, somos sombra y luz, maldad y bondad, palabras ineditas que se necesitan en simbiosis para sustentar un equilibrio que talvez solo favorezca al universo que hay en nuestro interior ardiente.

martes, 29 de marzo de 2011

Una prenda olvidada, parece un agujero de tiempo entre dos historias, una mano fría que no significa nada, tomándo un cuerpo sin nombre, para poder negarlo todo después en nombre de Dios.

Una sonrisa de teatro y el mismo intento para aparentar otra cosa, es allí cuando se empiezan a esculpir los nuncas, los jamaces, y las miradas fingidas, pero al entrar despacio, el silencio muestra la diferencia entre sinceridad y basta experiencia.

Los caminos antiguos dejan de tener sentido y remordimientos, dejan de doler y ser pesados, es un nuevo comienzo después de haber vivido muriendo, después de haber creído desconfiando.

La torre de arena se deshace, vuelve a la arena y no pasa nada, el paisaje es igual de puro, las notas a mano sobre tantos amores son la guía hacia la salida o hacia la locura, las claves que recuerdan amores ya no importan, ya no protejen nada, ahora sabemos que el corazón es tan oscuro como la noche y las verdades son tan claras como el agua.

lunes, 28 de marzo de 2011

Una máscara vieja,
la ausencia de explicaciones,
el antídoto ya innecesario.

viernes, 25 de marzo de 2011

Aquí esperando las consecuencias,
pero me hacen falta otras tres inyecciones de morfina.
Este número será muy intenso,
así que lo ejecutaré solamente una vez,
después del show no quedará mucho de mí,
el público se retirará solemnemente y en silencio.



¿Qué será de esta historia dentro de unos años, qué será de los años mismos, qué de los recuerdos,
que será de esta realidad que se desvanece?

jueves, 24 de marzo de 2011

Somos polvo de hojas secas, que un día deja de volar y empieza a soñar con sentimientos despiertos, de pronto, vemos que juntos hemos formado un árbol.
Se fueron las que nunca estuvieron,
se han perdido allá atrás de mis deseos.
Iremos buscándolas por cada rincón, yo y mi otro yo,
en cada verso, en cada momento de inspiración.

Para encontrarlas me convertí en arte,
me hice parte de una expresión,
pero terminé siendo víctima de mis presagios estúpidos.

Seguiré buscándo esas razones, mis razones,
antes que la parte mala en mí termine uniéndose
irremediablemente con la buena
y pierda así los deseos de entenderlas.

miércoles, 23 de marzo de 2011

El Gato le dijo:
No empieces nada que no puedas terminar,
nunca estarás del todo consciente de lo que estás arriesgando.

El Ratón respondió:
Estoy en la seguridad de mi cueva, lo tengo todo, así que hago y digo lo que quiera.

El Gato contestó:
Como quieras, pero un día se te acabará la comida, y aquí estaré afuera recordando tus amenazas.
El cuerpo cansado, de rodillas,
pero la armadura casi intacta,
con una pequeña fisura en el pecho
y otra en el brazo izquierdo.
Esta vez fui yo quién estuvo diez pasos adelante,
de sus hechizos eléctricos ya no queda ni uno,
perdieron el poder.
Como polvo se van sus deseos al aire,
desaparecen sus planes rotos,
se estropean sus jugadas maestras,
ahora son tan nocivas como la sombra
de un pájarito cuando pasa volando.
Todo por fin terminó, pero si aún no,
entonces atacaré por primera vez.

martes, 22 de marzo de 2011

Con recuerdos tatuados en la memoria,
sin verdades absolutas,
con visiones masoquistas,
azotado por mis propios versos,
desterrado a mi propio patio trasero,
donde la bouganvilia cubre el suelo y las heridas,
destinado a un olvido voluntario con el corazón dormido,
contando hacia atrás los segundos,
esperando lo inevitable bajo la sombra de mi propio consuelo.
El silencio ya no intranquiliza tanto como antes. Quedan las mismas preguntas y el mismo silencio sin cada respuesta. La misma indiferencia que suplica no tener que enfrentar una confesión. La imaginación, poderosa como siempre, apegada a la realidad, capaz de develar y contemplar una vida pasada con miedo a ser recordada. Un sí o un no, tienen valor cuando no son pronunciados solo para mantener una apariencia o una palabra ya deteriorada.

lunes, 21 de marzo de 2011

Ahora vienes con otra cara,
con las mismas excusas,
con nuevas versiones,
con maldiciones solapadas,
con ilusiones gastadas.
Un descaro muy pintoresco,
un escándalo algo abrumador,
algunas palabras desencajadas,
la misma historia hecha de retazos,
sin héroes y con malvados favoritos.
¿Que sucede en este puto cuento,
acaso ahora es el lobo quién se come
a los siete enanos?
Que pretención tan sencilla y descabellada, que lo tire todo por la borda para apostar todo por más de sus mentiras y vicios. Como dicen en el mercado, "No sale Seño".
Así no funcionan las cosas hombre. El tipo siguió esperando la verdad de todo, pero esta permaneció oculta por sus miedos sociales. El escándalo resultó ser más poderoso que cualquier amor. Al final de cuentas, pasó el tiempo, todo se descompuso, fue como dejar una holla de mariscos olvidada por varios días en la cocina. A fin de cuentas, para que seguir hablando cuando solo hay obsesión de por medio, como prometer con palabra de honor, como esperar una promesa cuando ya se ha llegado al punto de "Jurar por Dios en vano". Cuando hay amor, las cosas se dicen como son, no como quieren ser pronunciadas, ni como quieren ser escuchadas. La vida siguió su curso, un par de bocas se quedaron amargas para siempre, infelices, marchitas como flores pizoteadas por hablar tantas babosadas.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Corazón y mente, dos pilotos trabajando turnos distintos en mi cuerpo.

martes, 15 de marzo de 2011

EL ORDEN DE LAS COSAS HABIA CAMBIADO, AHORA LAS NUBES SE MOVIAN DE ARRIBA HACIA ABAJO, EL SOL SALIA Y SE PONIA EN OTRA DIRECCION, LAS OLAS DEL MAR IBAN HACIA ADENTRO, YA NO HACIAN FALTA LAS CALLES, LAS FLORES NACIAN MADURAS, LOS PAJAROS SE SUMERGIAN EN SUS NIDOS DE CORAL, Y YO ESTABA PERDIENDO EL MIEDO A CONFIAR.
ASI SE QUEDARON LAS COSAS, LAS ABEJAS SE LLEVARON TODA LA MIEL
Y EL
PANAL SE QUEDO SOLO. CUANDO VOLVIERON TIEMPO DESPUES, SE HABIAN
VUELTO MARIPOSAS, MARIPOSAS DE DULCE DE LECHE, CON ALAS TURQUESA, CON
CUERPOS VIOLETA, QUE ILUMINARON HASTA LAS CAMAS VACIAS DE AQUEL LUGAR.

viernes, 11 de marzo de 2011

Del eco ya no queda nada,
la voz impotente pierde el sonido,
su oído saborea los últimos latidos.
Quitarse la vida negándose a sí mismos,
desgarrados por las consecuencias,
escupidos por la ironía,
ultrajados por el destino,
pero en su caos infernal,
todo está mejor que nunca.

jueves, 10 de marzo de 2011

Un salvavidas de tiempo,
los últimos segundos de fuerza,
los sentidos casi perdidos,
la espera por sus brazos tibios.
Tengo pesadillas con esta vida a medias,
con estos escombros de consciencia,
con una esperanza sin fundamentos,
con el dolor incurable,
con la estupidez inevitable,
con la temperatura de tu piel,
con ganas de que existas tal como te pienso.
En tus horas de luz, metes tu dedo en mi ombligo,
pones tus labios sobre los míos y me despiertas con tu aliento.
Abro los ojos y me encuentro con la enredadera de tu cabello,
con el brillo de esos ojos que no existen,
con las palabras que no existen,
con mi imaginación desbordada.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Un por qué, que no aparece,
una razón aturdida en su propia lógica,
un dolor maldito que no desaparece.
Las sombras que están de moda, los espectros desafiantes, la pelea inevitable.
Tú, donde siempre,
yo, en un abismo distinto.
Se pasan los días,
me aferro a la nada.
Allá es distinto,
aquí no tengo miedos.

martes, 8 de marzo de 2011

"Pero la fuerza del destino, nos hizo repetir;
Que si el invierno viene frío,
quiero estar junto a ti."

Mecano, La fuerza del destino.

Negra como el carbón,
sin el sentido del oído,
custodiando todas esas
verdades que las mujeres
no pueden decir,
entregando en vano su credibilidad
por las historias que talvez sólo dos personas saben,
maquillando los días, recordando versiones inventadas,
equivocando el deseo de perfección,
crucificándose así mismas en el olvido,
por tantos detalles rojos omitidos.

lunes, 7 de marzo de 2011

El reflejo de su presencia me calienta la piel,
aunque estén tan lejanas sus intenciones.
Sus deseos se ven como las sombras, como el humo,
se sienten como los sueños que no se pueden recordar.

jueves, 3 de marzo de 2011

Así somos los que ya no estamos,
movidos por suspiros,
empujados por deseos,
con los pies clavados en la arena tibia,
para que el corazón no se nos salga de órbita
mientras seguimos esperando estrellas fugaces.
Te vas al mismo lugar donde habrán de desterrarme bañado en tus lágrimas dulces.
A sí, sin más me escupe tristeza y se da la vuelta, abre las alas y me llena la boca de polvo, me deja los labios agrietados. Camino de regreso, con cinco historias voy dejando mi rastro, con humo marco mi senda, nadie me encuentra, temo perderme a espaldas de la razón, me ahogo en este silencio, y aún así, sigo esperando que todo emane de la nada.
Te encuentro perdiéndome,
te pierdo encontrándome.
5, 4, 3, 2, 1, ¡ya!.... pero nunca se atrevió a ser feliz.

miércoles, 2 de marzo de 2011

El verano ya empezó aquí dentro, el sol ya está calentando por debajo de mi piel, pero he de confesar que en las noches aún se siente algo de frío.
Con una granada en el pecho y una pistola aún en su funda.

lunes, 28 de febrero de 2011

Eran recuerdos sólos, recuerdos rojos, casi vivos.
Sensaciones que en algún momento fueron intensas,
hoy sólo eran consquillas en alguna parte del alma.
Colores, sabores, música que se perdió,
pero está en algún lugar dentro de nosotros mismos.
Todo quedó inmortalizado, pero sin la pena diaria del dolor,
sin las cargas, sin los silencios mojados,
sin el compromiso intrínseco de confiar a la fuerza.

viernes, 25 de febrero de 2011

Mientras más se hundían en el olvido, más el olvido se parecía a ellos mismos.
Crees que estás bien y de pronto empiezas a soñar, pero derrepente eres un extraño, un error que está vivo. Luego queda ese sentimiento vago y lejano de algo que no sabremos nunca definir, pero que cada vez hace más daño y corroe la chispa original.
Eso de morirse es algo raro,
primero se pierde la confianza,
luego la fe y por último la esperanza.
Así están las cosas, muertas como antes, como frías cartas electrónicas, como fotos digitales en la basura.

jueves, 24 de febrero de 2011

Su lengua lo alejaba y su lengua lo atraía.
Lo que deseaba tanto, era la verdad y su lengua tibia.
No funcionó porque su corazón no dejaba de imaginar y recordar. Se habrían podido amar para siempre. Se habrían podido hacer eternos, aún en este mundo tan perecedero.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Le mostró la llave de la comunión divina, le devolvió el brillo a sus ojos y las ganas de ser madre. Nada mal para ser sólo la décima parte del brazo izquierdo del hombre ciego que debió ser.

martes, 22 de febrero de 2011

Allí estaba, parado frente a mí.
El dragón no se movía, ya no tenía fuego.
Perdí las intenciones de matarlo.
Nos volvimos estatuas.

Un Oscar para la mosca muerta más teatrera y fácil del mundo... la mentira.

lunes, 21 de febrero de 2011

Caminando en un campo minado, de retroceso, en subida y contra el viento...
El tiempo se vino a platicar conmigo, me dió razones distintas a las que pensé. Primero se me salieron algunas lágrimas, de todos modos sólo estabamos los dos. Luego escupí algunos diablos por la boca, me salió azufre por los poros. Pero el tiempo es el tiempo, me dijo que perdiera el miedo y aprendiera a volar. Le estreché la mano, y en esos segundos me sentí salvado de mi mismo.
Mil máscaras,
diez mil excusas,
cien mil razones.

viernes, 18 de febrero de 2011

El vino es bueno para el corazón

Una copa de vino para adormecer las intenciones y las lágrimas que provocan las heridas incurables. Una más y todo empieza a suavizarse, todo parece encajar, las lágrimas se secan, la reflexión me hace sentir que ya no duele tanto. Otra más, y todo está lúcido, todo tiene un por qué y lo entiendo sin reproches, lo acepto, siento que encajo en el orden del universo. Cada sorbo es un consejo a destiempo, pero todo esta bien, nunca estuvo mejor, así tenía que ser, no hay dolor, los recuerdos ya no son alfileres, son solo hechos irrepetibles, comprendo que mi camino fue planeado desde el incio de los tiempos, solo tengo que terminar de recorrerlo con la sonrisa que me caracteriza.

jueves, 17 de febrero de 2011

Ni aún sumando la fuerza de todos sus hechizos habría tenido efecto sobre él. Ese dolor de corazón no se debía a fuerzas maléficas, sino a un amor hecho pedazos por manos infantiles, llenas de miedo y sin tacto a causa de tanto frío. Esa última vez, viéndose de frente tuvieron la certeza que jamás podrían ahogarse en el olvido, porque entre más se hundían en él, más el olvido se parecía a ellos mismos.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Se entregó como idiota y no reservó ni su sombra. Cuando se dió cuenta de la verdad, huyó envenenado. Murió escondido muy lejos, entre alucinaciones con su cuerpo, enredado en su cabello negro, entre visiones desnudas, entre sudor frío y latidos sin vida, pronunciando promesas de papel con la voz amarga.

martes, 15 de febrero de 2011

Sucedió tal como fué planeado, no se sabe si fue estructurado por su mente o su corazón, pero la espera le mostró la verdad de sus actos y de sus dudas con un resultado más que convincente. Se dice que esperó pacientemente, sin pronunciar palabra, manteniendo distante su prescencia hasta confirmar todo motivo y toda versión. Ese tiempo fue por mucho, el mejor invertido de todas los días que había perdido antes en su frenesí diario. Haciendo una analogía, podríamos decir que se quedó hechado sobre las ramas de un árbol, observando desde arriba y en silencio, se quedó siguiéndolo todo con su vista nocturna y con respiración apacible. Entonces, con una salvaje alegría de corazón, siguió dominando su cuerpo, y siguió viendo como se iria a desarrollar cada una de las partes de aquella ajena historia.

lunes, 14 de febrero de 2011

La vida en brazos de cualquiera, los labios sobre diferentes timbres de voz. Un sí que inicia un nuevo camino, pero con los mismos pasos y el mismo fin de cualquier elección. Una brújula que apunta al mismo lugar tratando de saciar algo más que libertad. Motivos inconscientes que son mucho más que ardor de noche de verano. Esperanzas huyendo pacíficamente con quién sea y como sea, con las mismas sonrisas de antes, con el mismo mapa pero con diferente rostro, moviéndose hacia esa dirección pagana, que hace que la palabra moda se quede corta. Y así, hoy con paz embriagante, agradecemos un abismo menos del cuál hemos sido librados.

viernes, 11 de febrero de 2011

Tus horas de indiferencia ahora son de papel,
hoy las mastico como chocolate amargo.
Destilan sobre mí, se filtran entre las rocas con sabor a escencia de montaña cruda. Pensamientos de fuego, pensamientos de lluvia, voces ardientes sin eco, gotas tibias que se hacen poza en su obligo. Me lo tomo todo. Orquesta de grillos, cuerpos salvajes fundidos en la noche, hormigas que se queman al tocar nuestra piel. Te enciendo por dentro.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Un tornado en la cabeza,
un eclipse en los ojos,
un maremoto en el estómago,
un terremoto en los pies
y por si fuera poco,
una guerra civil en el pecho.
Mi aura se extenderá a lo lejos.
De noche serán resplandores turquesa y naranja.
De día no tendrás que buscarla, estaré cerca.
Se ve y se escucha todo igual.
Tengo el poder de crear un muro de cristal.
Es transparente. Nada lo puede atravezar.
Ni siquiera yo.
1000 despedidas inagotables, 100 mentiras, 10 promesas, 1 solución: olvido.

martes, 8 de febrero de 2011

Lo que viene allí adelante podría ser la muerte, tal vez si, tal vez no.
Veamosla directo a los ojos como machos que somos.
Que ellas la vean como hembras valientes.
Olvidarnos de lo que podamos sentir es morir.
Negarnos es morir.
Hoy es un buen día para hacerlo.
La muerte sólo es un nuevo comienzo.

lunes, 7 de febrero de 2011

Somos lo que somos,

y aquí estamos del otro lado,

viviendo escenas inconclusas.

Aquí estamos soñando con ser,

a un lado de la realidad,

vendidos, pero sin dueño.

Somos el sol que no llega,

las horas que no pasan,

las palabras confundidas,

el arrepentimiento que nunca aparece,

el perdón que no llega,

somos esperanzas sin fundamentos,

noches estáticas con sombras monótonas,

somos un amanecer que tampoco llega.

Hoy quise ser pesimista.

"Vale más ser un infeliz que corre el riesgo de dejar de serlo,
a ser una persona feliz que corre el riesgo de perderlo todo
en cualquier momento."

No tiene caso, para que sufrir tanto.

viernes, 4 de febrero de 2011

Cultivé una magia ciega que acaba de abrir los ojos. Hoy las cosas se ven más claras, más desnudas. Cuando me alcanzó, me metió su olor a la fuerza y me me espinó los pulmones. Su cintura me recordó algo que fue mio en algún sueño. Su voz me hizo ver dentro de una película en blanco y negro, hice pausa en la escena de alguien que moría sin remordimientos. Lo disfruté, no sentí dolor aún viendo que el protagonista tenía mi cara y mi nombre. No hay daño que las letras puedan hacerle a un fantasma. No hay veneno capaz, ya no hay crueldad capaz. En mi propio escenario soy expectador de mi castigo y lo disfruto. Allí, en mi palco, supe que había encontrado el alambre correcto para cortar la maldita cuenta regresiva. No es tan difícil lidiar con la virtud de estar hecho de arena con corazón de piedra. Dejé de sentir, el miedo se fue y me dejó una carta con un epitafio en latín.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Una palabra que no produce nada.
Las calorías quemándose y las gotas de sudor corriendo en las mejillas.
La visión aumentada de todo.
El peso en las manos, una decisión fría.
El silencio previo, la explosión y el fuego.
El humo envuelve la vista.
Un disparo en el espejo.
Siete años de buena suerte
por eliminar tan irreverente imagen.

martes, 1 de febrero de 2011

Hubiese querido aparecer muchos años antes.
Hoy me abrazan mis propias ramas llenas de hojas inmóviles.
La tinta natural y el ardor lejano me recuerdan ese domingo.
Tú estás donde siempre, viéndome con la misma mirada.
Esta vez no hablo. Desaparezco en aquella laguna aguantando la respiración, pensando en tu fondo, recordando aquella noche de confesiones.

lunes, 31 de enero de 2011

En tus horas malditas me rajas la lengua,
me escupes con sabor de tinto tibio,
con tu mirada de fuego,
con esas erupciones de decibeles a borbotones,
con aplausos de muertos,
con furia iracunda,
con penas prestadas,
con maldiciones modernas,
con saltos de tiempo,
con cachetes rojos,
con desprecio en los ojos,
con la boca sin candado,
con la esperanza violada,
con mariposas sin alas,
con brazas en los párpados,
con pedradas en la cara,
con deseos desesperados,
pero sin cuerpo para saciarlos.
Hoy sé que me pensanste,
lo sé porque de pronto me quedé sin entrañas.
Se fue lo malo y quedó lo bueno.
Pero es todo lo bueno y no tus hechizos
lo que me está quemando por dentro.

viernes, 28 de enero de 2011

Fuego distante, a veces presente. Cenizas en la cama que se deja. Una oración en vano, un deseo sin descubrir, un adiós antes de tiempo.

jueves, 27 de enero de 2011

La soledad se volvió su amante.

La noche su testigo.

Se dicen de él muchas cosas.

La menos importante es que no tiene alma.

Encontró la forma de dejar de vivir sin existir,

de morir con los ojos abiertos.

miércoles, 26 de enero de 2011

Poco a poco nos vamos convirtiéndo en nada. Nos quedamos regados en el camino, tirados entre el monte. Los aluxes fueron los que avisaron. No nos encontraron a todos. Venimos con la lluvia y quedamos en el camino como piedras. La correntada nos llevó al río. Allí moramos ahora, esperando unos ojos que nos encuentren, para no seguir viviendo ahogados mientras se nos alisa el cuerpo.

martes, 25 de enero de 2011

En fin,
así es la cosa,
al final quedo yo,
siempre yo.

Amontonado como escombros,
tirado entre el piedrín que queda
al romper las palabras que me tiran.

Desperdigado como maíz
sin haber sido sembrado,
justo para que me harten
los jodidos zanates.
Hoy volví. Todo igual, una lata tirada donde siempre, la caja de kleenex sin usar nunca. El olor a café frío, una botella vacía de vino que rueda en la parte trasera del asiento. Algo de dolor en la espalda, vista cansada, el pelo más largo. Todo igual, pero esta vez, equipado con un corazón de mil caballos de fuerza, de diez mil revoluciones por minuto, inyectado, y por supuesto, libre de emisiones dañinas y estupideces.