viernes, 28 de enero de 2011

Fuego distante, a veces presente. Cenizas en la cama que se deja. Una oración en vano, un deseo sin descubrir, un adiós antes de tiempo.

2 comentarios:

Fallen Angel dijo...

...y después de todo: perdemos la esperanza.

Jonathan dijo...

y así es como empezamos a saborear el olvido.