jueves, 10 de marzo de 2011

Un salvavidas de tiempo,
los últimos segundos de fuerza,
los sentidos casi perdidos,
la espera por sus brazos tibios.

1 comentario:

Eris dijo...

Una caída libre… que resguarda en palabras lo necesario para impulsarte de nuevo.