viernes, 19 de noviembre de 2010

Extraño eso que no tuve,
extraño el sereno que moja las penas y las ablanda,
a los espantos bailando abrazados frente al zaguán,
la sabia del árbol donde me escondí,
el humo,
la cama,
los segundos antes de despegarnos,
las marcas en la piel.

2 comentarios:

lA pULULANTE dijo...

Bueno, si me permitís, a mí no sólo me gusta la crítica sin sal, no creés vos que se vería mejor sin todos los extraños, quedando los sustantivos? es una forma de verlo, igual el dueño de tus letras sos vos, me pareció poderlo compartir. LP

Jonathan dijo...

¡Listo! Gracias por la sugerencia.