lunes, 11 de octubre de 2010

Estaba pensando en tu sabor, en la sazón de tu mirada,
en las caricias como entrada y en nuestras conversaciones como plato fuerte. Creo que vale la pena morir de indigestión.

1 comentario:

Anna Cosenza dijo...

Vivir es comer, comer es amar, amar es vivir.