viernes, 5 de febrero de 2010

En algún lado está

El sólo se preguntaba si esa persona existía
en algún otro lugar que no fuera su mente.
Pero su pregunta quedó esperando
en vano toda la vida, sin saber que miles
de respuestas se cruzaban en silencio
frente a sus sueños y miedos cada vez abría los ojos,
como si fueran mariposas entregándose a la red,
como si fueran luces buscando la oscuridad.

2 comentarios:

Federico Espinosa dijo...

Muy bueno a veces es necesario buscar mas alla de la mente es necesario ir en busca de ese sueño para hacerlo realidad.
Saludos

CIRUGÍA DE PALABRAS dijo...

En nuestro mundo, donde los olores tienen vestiduras y nuestras miradas gritan en silencio, allí donde nadie, sólo nosotros mismos conocemos existe lo que no vemos.