lunes, 15 de diciembre de 2008

Sonidos













Fueron los sonidos del bosque los que le daban
magia a la flor. Sonidos que me quedé con ganas
de congelar. 

1 comentario:

Eris dijo...

Hasta el silencio cumple su función una bella melodía, es ese sostén donde lo que vendrá se apoya para seguir existiendo aquella melodía…

Bien vale congelar bajo fuego incandescente de la memoria.